El origen del Día Mundial de la Tierra y el motivo por el que no deberíamos llamarlo una ‘celebración’

En 2020 se cumplen 50 años del primer Día Mundial de la Tierra, una fecha que en realidad no nació como ninguna celebración, sino más bien para combatir la injusticia medioambiental.

La fecha oficial del Día de la Tierra es el 22 de abril desde que tuviera lugar la primera manifestación que tuvo este nombre, y que supuso la mayor congregación hasta la fecha en protesta por la condiciones medioambientales. Las crónicas cuentan que en esa primera ocasión más de 20 millones de personas se reunieron para protestar ante la falta de leyes que protegieran los ecosistemas en varias ciudades de Estados Unidos.

¿Por qué se ‘celebra’ el Día Mundial de la Tierra?

La iniciativa de promover un Día de la Tierra se achaca al senador por Wisconsin Gaylord Nelson, quien a finales de los 60 comenzó a trazar la idea de crear un movimiento social que persiguiera defender los ataques que estaba sufriendo el medio ambiente.

Hay que ponerse en el contexto de esas fechas para entenderlo. En aquella época, las protestas contra la Guerra de Vietnam habían congregado ya manifestaciones multitudinarias, lo que hizo que Nelson, con ayuda de Gaylord Nelson -considerado uno de los padres del ecologismo moderno- llevaran para delante esta idea.

Antes ya había existido un caldo de cultivo que hizo que la sociedad comenzara a concienciarse sobre el cuidado del medio ambiente y de la Tierra como hogar común. En 1962 se editó el ensayo Primavera Silenciosa -del cual te hablamos aquí-, obra de Rachel L. Carson, que ya alertaba de forma muy pionera de los perjuicios que para la fauna y la naturaleza estaba teniendo el uso masivo de pesticidas en la industria agraria.

Aquellos fueron también los años de esplendor del movimiento hippie, del origen convulso y casi cinematográfico de Greenpeace, y además, la sociedad en su conjunto se comenzaba a percatar de que las leyes no estaban preparadas para proteger al medio ambiente como es debido.

Una prueba de esto -casi una bofetada- fue el caso del derrame de fuel que se produjo en las costas de Santa Bárbara, en California, en 1969. Más de 11 millones de litros de petróleo llegaron a las costas rompiendo con ello el equilibrio de los ecosistemas. Una negligencia de carácter descomunal que apenas tuvo repercusiones legales, porque simplemente, las leyes norteamericanas no recogían una protección cuidadosa del medio ambiente.

Así las cosas, se creo el panorama ideal para que la gente comenzara a despertar y tomar conciencia, dando lugar a la primera gran manifestación del Día de la Tierra el 22 de abril de 1970.

La fecha del 22 de abril es bastante casual

Denis Hayes, pionero ecologismo, durante el primer Día de la Tierra en 1970
Denis Hayes, pionero ecologismo, durante el primer Día de la Tierra en 1970. Imagen vía Earth Day Network

Pero, ¿por qué se celebra el 22 de abril? La fecha, según explican desde Earth Day Network -la organización que a día de hoy sigue gestionando el movimiento- fue aleatoria. Simplemente Nelson y Hayes escogieron abril porque era una buena época carente de exámenes para que pudieran acudir los estudiantes y de otros eventos. El día 22 de aquel año caía en miércoles, considerado el mejor día a nivel mundial para hacer una manifestación con éxito en esas fechas.

Pese a esto, como el 22 de abril también coincide con la fecha de nacimiento de Lenin -y en 1970 justo se celebrara el centenario- no faltaron las voces que en la época tildaron el Día de la Tierra como una especie de marcha pseudo-comunista.

El Día de la Tierra no debería se llamado una celebración, y menos en 2020

En los últimos años, seguramente por la proliferación de ‘día de…’, se ha tomado el Día de la Tierra como una jornada más de celebración y de reflexión sobre el cuidado de los bosques y la naturaleza, pero sus organizadores niegan que se trate de cualquier celebración, más bien es un día de protesta.

“No se trata de una celebración, nunca lo fue. Se trataba de crear el movimiento más grande del mundo para obligar a nuestros líderes, a nuestros líderes corporativos, a nuestros líderes nacionales, incluso a nuestros líderes internacionales a levantarse de sus culos y hacer algo «, dice Kathleen Rogers, presidenta de Earth Day Network  a The Verge.

En su opinión, hoy más que nunca es el momento de exigir una impulso de la protección medioambiental en vista de la Crisis Climática, y del impulso de una transición ecológica real.

Este año 2020, si cabe, es aún más importante. Después de que el debate sobre la crisis climática copara muchos titulares en los últimos meses, la crisis del coronavirus y la COVID-19 puede suponer una paralización de todas las medidas que se proponían llevar a cabo lo estados.

Para la organización de este Día de la Tierra también ha sido especialmente perjudicial la COVID-19 a causa del confinamiento, teniendo que anular todas las manifestaciones físicas y sustituyéndolas por actos reivindicativos desde los balcones -En España por ejemplo organizaciones ecologistas y colectivos como Fridays for Future han organizado una manifestación de luces y sombras desde casa– , además de un streaming ininterrumpido de 72 horas que puedes ver aquí con charlas y ponencias sobre la situación medioambiental.

Y ahora, ¿vas a tomarte el Día de la Tierra como una celebración?

Imagen destacada: Bandera de la Tierra diseñada por John McConnell.

Si te ha interesado puedes compartirlo:

¿Te ha gustado lo que has leído?

Recibe nuestras historias en tu mail:

He leído y acepto los términos y condiciones

Si no tienes tiempo para leer, recibe en tu e-mail más noticias e historias de Yotura.com. Recibirás como máximo un mail a la semana, y es completamente gratis.