El nuevo documental sobre la crisis climática de Michael Moore ataca a las energías renovables

El cineasta y documentalista Michael Moore siempre ha sido ágil en mover conciencias. Su documental Bowling for Columbine (por el que ganó el Oscar en 2002), le dio fama internacional al retratar de la forma más corrosiva posible cómo la legislación sobre tenencia de armas en Estados Unidos era la causa principal de las masacres que cada cierto tiempo se daban en las escuelas norteramericanas.

Moore ha vuelto ahora en pleno 2020 con una nueva cinta, aunque esta vez como productor. Su colega y amigo Jeff Gibbs dirige bajo su batuta Planet of the Humans (El Planeta de los Humanos), un documental que prometía traernos una mirada ácida sobre el calentamiento global y la crisis climática, pero que solo tiene en común con otras de las obras que llevan su firma una cosa: la polémica.

Porque el documental de Moore falla, no al diagnosticar el problema, que es evidente, sino al elegir enemigos. El metraje -disponible en Youtube de forma gratuita durante un mes- centra buena parte de sus críticas contra las energías renovables, las que son la solución para acabar con una parte fundamental del problema.

Porque de acuerdo, las plantas eólicas o fotovoltaicas generan residuos. También son causantes de la muerte de fauna, pero Moore parece que ha cimentado toda la narrativa del documental el poner en foco en la parte más oscura de las tecnologías renovables, perdiendo una oportunidad para que, aprovechando la popularidad que siempre tienen sus documentales, meter el dedo en los verdaderos problemas: los combustibles fósiles, los sistemas de reciclaje que no funcionan, o la pérdida de ecosistemas.

Hay verdades en la teoría del nuevo documental, pero parece descartar la parte por el todo a la hora de señalar los males de las energías renovables

En pocas palabras, Moore parece que ha buscado impulsar la narrativa de Planet of the Humans como en esas películas en las que se busca desvelar el lado más tenebroso de ‘los buenos’. Como si en El Señor de los Anillos Tolkien hubiese hecho una secuela con Frodo explotando a cincuenta elfos.

Y bueno, la visión general de la crítica ante esto, ha sido que Michael Moore ha errado el tiro a la hora de señalar unos culpables en su última obra.

Un ataque a las energías renovables ‘cogido con pinzas’

Imagen de ‘Planet of the humans’

Planet of the Humans, como decimos, mete el dedo en la yaga de las tecnologías verdes en las que confiamos para conseguir un mundo más sostenible. Y es cierto que las plantas eólicas y fotovoltaicas contaminan al crearse, que su instalación supone en ocasiones deforestar hectáreas, o que las alas de los molinos de viento matan cada año a miles de aves. Pero no parece acertado señalar solo lo malo de lo bueno, sobre todo cuando parte de esos errores se deben a una mala planificación.

Por ejemplo, en el documental se ve una planta solar que nutre a una urbanización, pero que cuando no da la suficiente energía, es ‘enchufada’ a un generador diésel. En otra ocasión, en una feria de movilidad eléctrica, se dice que para la construcción de ese auto se ha usado energía procedente del carbón. Una gran contradicción, sí, pero que se entrelaza con la voluntad a veces no clara de muchos fabricantes de dar un paso hacia ‘lo verde’ sin haber reconfigurado antes toda su estructura.

«Es más peligrosa la confianza ciega en la energía limpia que los combustibles fósiles, porque en realidad es una quimera”, dice Ozzie Zehner, profesor y autor del libro Dirty Secrets of Clean Energy and the Future of Environmentalism. Zehner lleva años investigando sobre el terreno esta cara ve de las energías renovables y acompaña a Jeff Gibbs en muchos de los escenarios que se muestran.

En definitiva, hay verdades en la teoría del nuevo documental, pero parece descartar la parte por el todo. Crucificar toda la movilidad eléctrica por las empresas convencionales que han empezado a lanzar sus modelos eléctricos captando energía de centrales de carbón. O desdeñar las plantas fotovoltaicas montadas en terrenos donde aún no había capacidad tecnológica para que se sustentaran.

Y lo peor sin duda alguna es que el documental, poco después de su lanzamiento, fue criticado por decenas de científicos que alertaban que en sus afirmaciones no se habían tenido en cuenta los últimos informes, que alegan que parte de esas carencias que se citan ya han sido superadas.

Donde ver online el documental ‘Planet of the Humans’

El documental fue lanzando el pasado Día de la Tierra y Moore quiso ofrecerlo online gratis a través de la web de su distribuidora, que lo retiró al recibir la queja de los científicos. Sin embargo, sigue disponible de forma gratuita y completo en Youtube hasta el próximo 22 de mayo. Puedes verlo aquí y sacar tus propias conclusiones, que te animamos a dejar en nuestro comentarios:

 

Si te ha interesado puedes compartirlo: